Host Families

  1. ¿Por qué City Stay?
  2. Requisitos para el/la solicitante
  3. La Experiencia de la Familia Anfitriona
  4. Información para Solicitantes

 

¿Por qué City Stay?

City Stay ofrece a las familias latinas, somalís y hmong la oportunidad de:

  • Compartir su cultura con un estudiante motivado e interesado en aprender de sus tradiciones
  • Crear un vínculo importante con una persona de otra cultura
  • Formar nuevas relaciones con familias dentro de su propia comunidad
  • Ganar una remuneración de $175 dólares a cambio del hogar, la comida y el cuidado que le brindarán al participante
  • Aprender más sobre otra cultura y ver su propia cultura desde una nueva perspectiva
  • Ser parte de un entendimiento intercultural entre las diversas comunidades de las ciudades gemelas

Requisitos para el/la solicitante

City Stay está buscando a familias anfitrionas latinas, somalís y hmong que:

  • Estén dispuestas a alojar en su hogar a un estudiante de preparatoria, universitario, o a un adulto profesionista por una semana en el verano
  • Estén dispuestas a compartir su cultura y su idioma
  • Brinden al estudiante su propia cama o colchón
  • Sean pacientes y demuestren buen carácter hacia las diferencias interculturas.

City Stay invita a todos los miembros de la comunidad que cumplan con estos requisitos a aplicar para ser anfitriones. City Stay también le da la bienvenida a individuos solteros, sin esposo(a), o hijos a aplicar. Los solicitantes deben tener al menos 25 años de edad. Por razones de seguridad, las familias en vecindarios con alto nivel de criminalidad no podrán cumplir el criterio de admisión.

La Experiencia de la Familia Anfitriona

Se puede decir que las salas y las cocinas de las familias anfitrionas son los salones de clase más importantes en City Stay. Al abrir las puertas de su hogar a un participante entusiasmado, usted está sumergiendo al estudiante en su lengua y cultura. Al vivir su vida cotidiana, usted está educando al participante sobre su cultura y costumbres. Sin su hospitalidad, City Stay no podría realizar su misión de proveer educación experimental que rompa las barreras y encienda conexiones inusuales entre las diversas comunidades culturales de las ciudades gemelas.

Los participantes asistirán a clases y actividades de City Stay de lunes a viernes durante el día, pero estarán libres para convivir con sus familias anfitrionas en las noches y los fines de semana. Se espera de las familias que integren a los participantes a su rutina diaria: esto podría implicar cocinar o comer juntos, limpiar o ir de compras, asistir a reuniones familiares y/o eventos comunitarios. Cada familia recibirá una remuneración para cubrir costos de comida y hospedaje. A cambio, nosotros esperamos que las familias brinden tres comidas al día al participante y provean transporte cuando les sea posible. Al inicio del programa, los participantes y las familias firmarán un acuerdo de colaboración sobre expectativas y actividades.

Los participantes podrían, o no, tener experiencia en hablar su lengua nativa. Sin embargo, haremos lo mejor que podemos para combinar familias con participantes que demuestren intereses similares. También brindamos una orientación que prepara a los estudiantes para comportarse respetuosamente en un nuevo hogar. Las familias anfitrionas trabajan de cerca con un consejero de City Stay quien responde a cualquier preocupación. Nosotros deseamos que los anfitriones de City Stay desarrollen relaciones duraderas y provechosas con sus participantes.

Información para Solicitantes

Haga click aquí para llenar la solicitud en linea ahora. City Stay acepta a interesados en convertirse en familias anfitrionas de forma continua, y no hay una fecha límite para aplicar. Esperamos que usted participe alojando a un vecino de una cultura distinta a la suya. Si tiene alguna pregunta, por favor contacte a la directora de programas Andrea Breen al siguiente correo electrónico: andreabreen@mycitystay.org o al teléfono: 651.238.7736. Nos dará mucho gusto platicar con usted sobre City Stay y proveerle con testimonios de primera mano de aquellos que han disfrutado de ser familia anfitriona.